Creativity Brunch, talleres, comidas y más...


Después de recoger el correo el año pasado antes de la fecha de navidad, me senté en mi puesto de trabajo y me dispuse a revisar la correspondencia como muchas mañanas. Estaba un poco triste porque no se me ocurría nada original para regalarle a mi pareja por navidad, hacía listas de posibles regalos, pero se quedaban en lo típico, calzoncillos, calcetines, libros, electrónica en general, algo friki de star wars... hasta que de repente veo un flyer chulísimo de Creativity Brunch donde tenían entre muchas cosas, cursos de cocina especiales, el que más me gustaba en ese momento fue el de cocina japonesa y enseguida me metí a ver qué cosillas tenían en la web.

Llamé por teléfono y quedé con María (que es un amor), fuí a comentarle lo de la sorpresa, para quién era y demás, me entregó una cajita súper chula con la tarjeta para dársela de regalo (una pena que no la tenga a mano para enseñarselas...) y Yupi!!! ya tenía mi regalo. La cosa es que yo también quería hacer el curso, pero estaba embarazada, no podía comer sushi y me tocaba quedarme en casa, esperando que luego cuando naciera el bebé pudieran aplicar el curso en casa y poder aprovecharme...(no, tampoco pude porque sigo dando pecho actualmente...) si, lo sé...soy una aprovechada porque así me tienen que cocinar, pero  bueno, no es para tanto, no?
Vale, vale...a mi chico le encanta cocinar y además todo el tema Japón le fascina, sino el regalo no tendría sentido, no soy tan egoísta...


 Después de hacer el curso, llegó a casa hecho un experto. Con su carpetilla de notas (que también le daban en el curso) sabía los tiempos de cocina, los tipos de cuchillo y un sinfín de tips y de recetas. Aproveché de regalarle unos cuantos ingredientes japoneses comprados en un mercadillo de Madrid especializado y así pude comer algunas cosas que no iban crudas.

Ahora estoy viendo a ver quién se me une para que hagamos un curso de cocina italiana, porque es la que más me gusta, si a alguien le apetece que me avise...
También hay cursos para aquellos o aquellas que no saben ni freir un huevo, para los que quieren compartir con los amigos en plan picoteo, en plan tapitas, cursos para niños y muchas ideas en la web que os la dejo aquí de nuevo porque es bastante recomendable.

Si os dais de alta en su web también se pueden descargar recetas fáciles para que hagan en vuestras casas y en facebook poner las fotos para que veamos que tal quedó la cosa. Yo de momento comparto otra foto para que se les haga la boca agua y ya no es comida japo... ñam ñam...
Ay! si es que a estas horas no se pueden publicar estos post! 


Comentarios

  1. Me encantó el regalo y puedo dar fe de que en el curso, nos lo pasamos muy bien y nos pusimos las botas!! ÑAM ÑAM!!

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor es que ahora haces suchi, sopas, tempura y demás en un momentico y te queda de muerteeeeeeeeeeeeeee :D

    ResponderEliminar
  3. Yo quiero hacer un curso con Rubén y creo que si somos 4 sí nos lo hacen... Me hacía más ilusión el de cocina china, pero el de Italiana tb tiene que molar... Hablamos, porque ahora en marzo es el cumple de Rubén y aunque él preferirá que le regale una caña de pescar, esto estaría bien para pasar un rato juntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablamos porque depende de lo que duren, para buscar niñera ;o)

      Eliminar

Publicar un comentario