¿Terror a la guardería?


Seguro que me arrepiento de hablar tan abiertamente, pero necesitaba sacármelo de dentro, así que os cuento:

Ayer fuimos a visitar la guardería donde se supone que va a ir mi hijo este septiembre cerquita de casa.

Hasta ahora ha estado en casa cuidado por mi madre y yo, como trabajo desde casa muchas horas al día puedo bajar tranquilamente a darle pecho a demanda, o simplemente escucharle corretear y jugar, así como también bajarme a darle un mimito.

La directora del centro muy amable nos comentaba los horarios del centro (de 9am a 16h como base y luego abren desde las 7.30am hasta las 5.30pm), las comidas que las hacen a diario y son caseras y las pocas plazas que había para este año (6 plazas para ser exacta) y los puntos y todos los detalles.
Hasta aquí yo estaba nerviosa, pensando en que mi angelito se me ha hecho mayor, que ya empieza a ir al colegio (a la guarde como dicen aquí que el cole es a partir de los 3años) a compartir con otros de su misma edad, que va a ver a sus amiguitos y vecinos, que seguramente compartan clase con él y tenía un sustico en la tripa que no era emoción, sino un poquito de tristeza de dejar de ser la "mama gallina".

Nos pusimos de pie para despedirnos y la directora, ya os digo, muy amable, con su vocecita dulce, nos dirigió para que viéramos las instalaciones de la guardería. La cocina súper limpia, las aulas muy iluminadas, las clases muy completas, las cunitas donde se echan la siesta todas ordenaditas en un área bastante bien aclimatada....paro de contar, porque el centro está genial, no puedo hablar mal de ello porque me pareció hasta divertido.

Pero...si, llegan mis peros...abrió la puerta en la clase de 0-1 donde quedaban 3 bebés. Dos estaban sentados en el suelo con unos lagrimones enormes que le corrían por la cara con el chupete en la boca, y mientras, le daban a una niña una papilla, la pequeña sonreía y saludaba con la mano y los otros dos, esperaban seguramente que vinieran sus padres a recogerles y nos miraron con esos charcos de lágrimas que se me retorció el estómago y por poco salgo corriendo a cogerles en brazos y decirles que ya mamá o papá venía...
Os lo estoy contando y aún se me llenan los ojos de lágrimas. Solamente pensaba en que solo se tienen dos brazos y a mi hijo cuando llore si hay otros más llorando, es evidente que no va a tener preferencia y quién va a cuidarle como nosotros en casa? Y por qué le van a dejar llorar? Y por qué va a tener que dejar de tomar tetica y de sobarme mientras lo hace con esa sonrisota? Y surgen mi muchos por qués, aunque tengan una respuesta que no me gusta.

Si, ya lo sé, no puedo ser extremista, no puedo estar encima de él toda la vida, pero es que es tan pequeño...no sabe ni andar, ni hablar, ni decirte qué quiere, o qué le duele para además dejarle sufrir así, sin más. Bastantes días llevamos intentando entendernos, pero es que es mi hijo, no critico ni juzgo a quién no pueda entenderle, porque no es suyo.

Las otras clases estaban con los niños en el patio jugando porque estaban esperando que vinieran a recogerles y jugaban mirando a la puerta con los ojos como platos cada vez que se abría, porque seguro que aunque vayan todos los días, lo que mas esperan no es volver al cole, sino volver a casa. Se adaptan porque no les queda más remedio, como todos.

Y yo, me subí al coche con mi marido y me eché a llorar cual magdalena, lloré y lloré...y anoche no he pegado el ojo y admito que he vuelto a llorar. Y hoy, he despertado con mi enano mamando que me sonreía y yo he vuelto a soltar las lágrimas pensando en si le voy a hacer el peor daño del mundo y es "mi deber" porque el niño se supone que "tiene que ir al colegio" y saber desenvolverse con otros de su edad, pegarse los mocos y aprender que la vida es dura...

No puedo...no puedo ni pensarlo. Dejarle 7h del día, sin teta, sin siestica con su abuela, sin oirle gritar cuando le ponen el pajarito, sin oirle pedir comida a mi madre, sin ver cómo se pone de felíz cuando bajo estas escaleras que me separan del trabajo y él... y además me siento como una loca por seguir llorando mientras escribo este post. Seguro que estoy loca y que soy una exagerada. Que se lo digan a mi tripa, a mis instintos y a mis sentimientos.

¿Soluciones? Pocas soluciones tengo...pero está claro que tengo que negociarlo con mi pareja y con mi hijo, pero también buscar alternativas a la guarde tantas horas al día.

La vida no podía ser tan color de rosa, no? A ver si no quiero que se crean que me quejo por vicio, porque sé que muchas otras mamis lo tienen mucho peor...
Para todas las mamis que dejaron a sus peques de 4 y 5 meses, cuánto lo siento, ahora las entiendo tanto, tanto, tanto...







Comentarios

  1. No estás loca cariño. Aunque algunos lo pensarán, porque los instintos maternos naturales no están bien vistos en esta sociedad de locos (de prisas, consumismo y desapego)... Los locos son los demás, los que aceptan que tengamos este sistema de conciliación familiar tan penoso.
    Tienes toda la razón con lo del llanto, del niño. No es que le vayan a dejar llorar en la guardería, para nada, pero si la cuidadora solo tiene o brazos y 8 bebes que atender los días que más, no va a poder atenderle al momento, seguro que le cogerá en algún momento, pero no todo lo que él acostumbra. Yo solo te puedo decir, lo mejor es no optar por la guardería, pero como no es posible, te digo desde mi experiencia, que la congoja solo dura un mes, que luego el nene va feliz a la guarde, deja de llorar, incluso ya no se despide de tí cuando le dejas en clase, porque ya ha visto a sus compañeros. Que cuando Noa empiece, ya seguro que anda perfectamente (que Hugo tardó en andar y lo pasó mal porque todos sus compañeros ya andaban por la clase, es que es el pequeño), también por eso la profe le ha cogido más en brazos a él en ocasiones, pero mejor que no necesite sus brazos tanto, porque no siempre los tendrá disponibles. Biológica mente hablando, no están preparados ni emocionalmente, ni físicamente para ir al cole tan pequeños, porque no tienen formada su personalidad y porque no tienen al sistema inmunitario digamos "en su punto de fuerza" (por eso están todo el curso malos). Pero es lo que esta sociedad nos ofrece por el momento y aunque mucha luchemos por un cambio, no va a ser a corto plazo.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá lo logremos, porque por esta y otras miles de razones no podemos permitirnos el tener tantos hijos como quisiéramos y que al final terminemos siendo todos tan aislados y vistos como bichos raros por ser padres y madres.
    Parece que la sociedad del individualismo está de moda y es que así nunca avanzaremos.
    En fin, que ya seguiré contándoles mis batallas interiores con este delicado tema :(

    ResponderEliminar
  3. Guapa!! Nada de loca. Tienes toda la razón. Yo he empezado a llevar a la mía ahora, que tiene 3 años. Porque ya se aburría conmigo. La llevo tres horas y juega. ¿No puedes seguir trabajando en casa como hasta ahora? No se.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si trabajaré desde casa, pero no puedo cuidar de él y trabajar a la vez, básicamente porque paso el día pegada al teléfono o echando cuentas y si me equivoco me quedo sin clientes :(
      Buscando opciones estamos...
      Gracias por pasarte ;o)

      Eliminar
  4. Helen... cariño, entiendo tu dolor... ¿tienes otras alternativas? ¿es realmente necesario que le lleves? si el corazón se te oprime y lo dudas, de todo corazón te digo que te lo pienses bien. No estoy en contra de las guarderías, pero para mi son la "última" opción cuando son tan pequeños. Dices que tienes a tu madre y que entre ambas se "apañan"... Por muy profesionales que sean, por muy limpia y perfecta que sea una guardería, no es su casa, no está su mami o su abuela para secarle las lágrimas. Más adelante cuando tengan autonomía física y esté preparado, son un buen lugar para explorar sus habilidades físicas y sociales, pero por ahora, lo pienso y lo repito, el mejor lugar está contigo.. sobre todo porque se ve que eres una madre comprometida y amorosa... Piénsalo bien, unos cuantos meses mas, y estaran todos preparados para ese momento. Ahora opciones... ¿le has preguntado si puedes llevarlo solo unas cuantas horas? tal vez, y si no tienes otra opción para el cuidado, te permita un poco de equilibrio... . Animo... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ains...en eso estamos...
      No me dejan llevarle por horas, lo pregunté y me dijeron que si tiene médico o tal, pero en plan cosas puntuales, incluso preguntamos si podíamos traérnoslo para comer en casa, pero ellos comen a las 12m y luego se echan la siesta, así que no nos coincide el horario.
      Ya os contaré...

      Eliminar
    2. Eso es lo que me molesta del sistema público de "escuelas infantiles de 0 a 3 años) que te imponen el tipo de crianza que debes tener! Y eso es poco democrático, además de ser alejado de la necesidades básicas de los bebes de 0 a 9 meses. ;(((

      Eliminar

Publicar un comentario