La madre que soy ahora no es la que pensaba...


Respondiendo a Armando en el post que colocó hace unos días (o meses) en Bebés y Más, escribo también mis sensaciones y lo que creíamos entonces antes de ser padres/madres.

Antes de tener familia, o de pensar en tenerla siempre pensaba en todas aquellas cosas que un niño nos arrebataba como si se nos fuera la vida en ello. La intimidad, hacer lo que quieras, no tener horarios, hacer cosas de "mayores", no tener gastos extras, etc etc...pensando en un niño como si de un objeto caro se tratase y nunca pensaba en que iba a ganar cosas, así que la verdad es que viéndolo así somos bastante egoístas a la hora de pensar incluso en tener bebés, más aún en este país donde la gente no conoce ni al vecino, ni se saludan en el ascensor y en general son bastante "anti-niños". Simplemente no tenemos ni queremos tiempo para hacer vida con bebés.

Y hace unos días hablaba con una amiga que ahora esta embarazada y que me decía cosas que yo también pensé en u momento: que si no iba a cambiar mi vida y mis horarios por tener un bebé y era él quien tendría que adaptarse a nosotros, que si no entendía cómo una madre no quedaba a cenar con otros amigos porque el bebé no podría dormir cómodamente y que nosotras (porque me incluyo) no estábamos traumatizadas por dormir en alguna fiesta sobre una silla mientras nuestros padres bailaban en alguna boda... y le comenté que esta misma conversación la tendríamos cuando ya fuese madre porque ahora se ven las cosas muy diferentes. Aunque admito que tampoco hay que exagerar...

Pero a lo que voy, es que también pensaba en que una nalgada a tiempo sería lo mejor para enderezar a un niño, que lo mejor es castigarles para que aprendan, que como flaquees un día te tomará el pelo, que si no les enseñas a obedecerte siempre, no vas a poder ni salir con ellos porque vas a pasar vergüenza en la calle con un niño haciéndote berrinches y así podría rellenar un libro de lo que creía que sería el ideal para cuando me tocase criar a mis hijos.

A nosotros, me refiero a mi marido y a mí, nos criaron de diferente manera y a mis amigos igual. No sabíamos lo que estaba bien ni lo que estaba mal hasta ahora, porque simplemente nunca nos planteamos la duda, sino que dábamos por sentado y por válido nuestras culturas, nuestras educaciones y nuestras enseñanzas, que por muy buenas o malas, no se parecen hoy en día a cómo queremos criar a nuestro pequeño. Hay muchas cosas que agradezco que me hayan inculcado, porque tuve suerte de crecer en una familia donde, a pesar de tener un padre y hermano bastante machistas por el país donde nací, había bastante buena comunicación en casa y participábamos todos como si de una asamblea se tratase y eso siempre me lo quedaré como punto a favor.

La semana que viene Noah hace 11 meses. Estamos orgullosos porque nos hemos ido de viaje y solo han sido alabanzas de un niño que se le notaba felíz, que se reía con la gente, que confiaba en señalar, en comer en reirse, en jugar...no le hemos enseñado nada de estas cosas de manera directa, pero estoy segura que tiene mucho que ver con la manera en cómo le cuidamos, cómo le queremos y en cómo disfrutamos el tiempo junto a él, siendo nuestra máxima prioridad que esté cómodo y felíz, en darle muchísimo cariño y en respetarle como a cualquiera, debe saberlo porque ya lo demuestra.

Y creía que sería educadora en plan método del "innombrable" (porque hacerle publicidad da morbo a muchos) dejando llorar al niño para que aprenda. Que se duerma solito, que si no hace lo que le dices es un pequeño tirano...qué equivocada estaba entonces.

Qué lejos quedaron mis pensamiento en que un niño estorba...y qué bueno ha sido ser madre para darme cuenta que puedo ayudar a cambiar el mundo, criando un hombre libre, respetuoso, pero sobretodo seguro y felíz. Al menos lo intentamos con muchas fuerzas y mucha buena energía.

Criar con respeto es un deber...






Comentarios

  1. Yo teambien tenía ciertas creencias que cambiaron de forma radical cuando me quede embarazada y empecé a sentirme mamá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero nada cuando ya nace el bebé...ahí es cuando realmente sabes lo que vas a hacer y lo que no, menos mal que siempre podemos rectificar :o)

      Eliminar
  2. Guapita, porque eres la mas de la mas!!!, porque desde pequeña siempre brillas y porque todo lo logras.... Te otorgamos este premio en nuestro blog!!!
    http://cupcakesteide.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Qué guay...no me entero muy bien del premio, pero sea lo que sea me hace mucha ilu :o)

      Eliminar
  3. Hola, te he conocido a través de otro blog....yo me considero también madre reciente y primeriza, aunque mi bebé mayor ya tenga 2 años y 2 meses...Me encuentro muy perdida y sola, con un sentimiento de culpa que no se me saca. Debe ser porque tengo otro bebé de 9 meses y mi hijo de 2 años es el que dá todo el trabajo, y tener que reñirle cada 2x3 me atormenta el corazón...le riñes, le dá igual, le das una palmada, le dá igual, le ignoras, le dá igual....es un poco desesperante, y luego está la gente que te dice que no eres lo suficientemente dura....ay....perdida me siento
    Aquí otra seguidora más!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que te diga la gente que te resbale, son tus enanos y no es necesario ser super dura para ser buena mami. Tengo muchas mamis que se han dado cuenta que con palmadas, golpes y gritos sus peques siguen haciendo caso omiso, así que han tenido que cambiar sus técnicas y negociar más con ellos, porque al final solo reclaman cariño y atención.
      Yo empecé a sentirme menos perdida cuando descubrí una tribu virtual de mamis, donde he pedido consejos, me he desarrollado mejor con mi hijo y donde puedo sentirme arropada, por eso creamos estos blogs, para poder comunicarnos. Así que aquí estamos y estoy claro, a tu disposición. Que ser mamá no es tarea sencilla, pero compartido es más fácil ;o)
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pues me he sentido identificada en parte por tu post, tengo 2 hijas, ya mas grandesitas que el tuyo (4 años la mayor, y 2ymedio la peque), y me pasó algo parecido, pero al reves, nunca pense que tener un hijo era tan dificil, todo el mundo te anima a tenerlos, y todo parecia facil, y lo mismo que tu pensaba "que los peques se tienen que adaptar a uno" y que uno saldria como siempre y el peque dormiria en el sillon de la casa de los amigos, pero cuando la realidad resulta muy distinta, y te das cuenta que todo lo que creias que harias y todo lo que decias "cuando yo tenga mis hijos hare esto y lo otro..." pues nada de eso sirve de nada.... y peor aun , cada dia te cuestionas si lo que estas haciendo , lo estas haciendo bien, pasa que lo que creias cuando el peque tenia 1 año, te das cuenta que cuando tiene 2, ya no funciona, y que como crees que controlarias las pataletas, cuando realmente llegan (si llegan, cada niño es un mundo) no funciona, y cada dia tienes que reinventarte, aplicar nuevas tecnicas, y una vez mas, adaptarte tu a la situacion, y tratar de manejar lo mejor posible cada situacion, irte a dormir en la noche pensando "hice lo correcto?", "¿fui muy dura?, "¿fui muy blanda?"... cuando tienes dos es aun mas complicado (y seguro menos que si tienes 3 o 4), porque debes ser equitativa, pero cada niño funciona diferente, las tecnicas de persuacion que te funcionan con el primero , no siempre funcionan con el segundo, pero tienes que mantener la equitatividad, por ejemplo te pongo un caso, mi hija mayor comia muy mal, y siempre estuvo bajo peso, hasta ahora que esta normal despues de mucho esfuerzo, lo que mejor me resultaba era ofrecerle un delicioso postre, y hasta que no se comiera una cantidad razonable de comida, no habia postre (porque por ella comeria solo dulces), despues de años, hemos logrado que come de todo , frutas, verduras, legumbres, pescado, vamos, de todo, al llegar la segunda, fue todo lo contrario, siempre ha comido muy muy bien, desde el primer dia, entonces no era necesario la prohibicion de que si no te comes la comida no hay postre, si algun dia, por lo que fuere no queria comer, no era importante, (en cambio la mayor si , porque estaba con bajo peso), pero no podia decirle, "no importa, comete el postre igual", porque a su hermana mayor no se lo permitia, y la peque ademas, no engancha con esa tecnica, si no se quiere comer la comida, no se la va a comer aunque le ofrezcas qeu viene mickey mouse, no quiere y punto, en cambio la mayor siempre negocia y siempre llegamos a acuerdos, entonces como ves, tienes el dilema, no puedes actuar diferente porque no puedes demostrarles que haces diferencias, pero las dos necesitan tratamientos diferentes, y este es un pequeño ejemplo, donde lograr el equilibrio, la equidad, y lo necesario para cada una, no es tan facil y es una tarea donde cada dia debes ser flexible para no ser demasiado blanda, ni demasiado militar...
    Yo no me rijo por "teorias" de las que he leido montones, me rijo por mi instinto, hay momentos donde hay regaños y castigos (no fisicos, pero si No tv, hoy no hay parque, etc) y hay momentos para mimos y manejar las pataletas con cariños, todo depende de la situacion, hay momento donde debes dejarlo llorar un rato y momentos donde debes consolarlo de inmediato y una vez mas, nada de lo que creias ayer que harias hoy es posible hacerlo... simplemente poruqe no se adapta a la realidad del momento

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo Arlin. Mi pequeño va creciendo y empezamos a enseñarle lo que es el NO, es complicado porque hasta ahora como no caminaba no habían prohibiciones y las tentaciones las quitábamos de su vista. Ahora aunque él es muy dulce y muy bueno, cuando le dices que no haga algo se pone a llorar de sentimiento, haciendo pucheros y demás. Da muchísima penita porque no llora nunca, pero también es verdad que hay cosas con las que no se puede uno ser permisivo. Por ejemplo, subirse en un sitio sin barandilla, bajar solo las escaleras (hasta que aprenda a hacerlo por si solo), que se coma las cosas del suelo de la calle, ponerse el cinturón de la sillita del coche... Es verdad que nos vamos a la cama pensando en si lo hice bien, o si mañana cambio la técnica, pero es que una cosa es educarles y otra dejarles como animalitos del monte, porque tenemos que convivir con más gente, jajaja
    Nosotros ahora para dormir estamos viendo a ver cómo hacerlo, así que como los niños no traen manuales, lo hacemos lo mejor que podemos, esforzándonos mucho y siendo buenas madres y padres...es bueno confiar en los instintos ;o)

    ResponderEliminar
  6. Si, definitivamente los niños no traen manuales, para nosotros eso de dormir ha sido todo un experimento, mi hija mayor fue una bendicion desde el segundo mes dormia toda la noche, eso si, con nosotros, aunque intentamos que durmiera en su cuna, al ver que dormia del tiron con nosotros, para que autocastigarnos con despertares, la dejamos durmiendo con nosotros hasta los casi 2 años, y un dia sin mas, la pasamos a la cama y ella como si siempre hubiese dormido ahi, ahora con 4 años, casi todas las noches se pasa a mitad de la noche a nuestra cama, y nosotros la dejamos, algun dia volverá a dormir en la suya toda la noche, si eso a ella la tranquiliza y nosotros podemos dormir, eso es lo principal... pero la peque, pensamos hacer lo mismo, y nos fue fatal , ella siempre ha tenido un sueño muy liviano y los primeros meses que durmio con nosotros fue fatal, se despertaba con cada respiro, asi que la pasamos a su cuna y mejoro bastante aun asi con ella no dormimos 3 horas seguidas hasta pasado el año, recuerdo esa epoca y me dan ganas de llorar, fue muy agotador, pasar horas con ella en brazos durante las madrugadas esperando que se volviera a dormir (porque solo le valia que la tomaras en brazos y caminaras) y ahora con 2años ymedio, ella ya duerme toda la noche, y no quiere saber nada de dormir en nuestra cama, si se despierta de noche, tienes que ir a acostarte con ella un rato en SU cama , pero si la llevamos a la nuestra, venga a llorar, son tan diferentes para todo las dos, que el manual que fuimos escribiendo con la primera tuvimos que desecharlo con la segunda y escribir uno nuevo completamente diferente, asi que la receta que te pueda dar otra persona no siempre se adapta a lo que necesita tu hijo, cada quien debe experimentar y llegar a su propia solucion de cada problema

    ResponderEliminar

Publicar un comentario